Papa Francisco y las mujeres

Papa 2

Nuria Calduch-Benages, MN

La elección del nuevo obispo de Roma sorprendió en su día al mundo entero y Papa Francisco no deja de sorprendernos cada día que pasa. Y lo hace por medio de gestos insólitos a los que no estábamos acostumbrados, por medio del lenguaje que utiliza, sencillo, directo e incisivo, y por medio de una cercanía humana que a todos impresiona y a algunos incomoda. Por ejemplo, en la audiencia general del día 3 de abril recordó que las primeras testigos de la resurrección de Jesús fueron las mujeres: “Las mujeres fueron impulsadas por el amor y saben acoger este anuncio con fe: creen, e inmediatamente lo transmiten, no se lo guardan para sí mismas, lo comunican. La alegría de saber que Jesús está vivo, la esperanza que llena el corazón, no se pueden contener. Esto debería suceder también en nuestra vida”. Este hecho sorprendente, dice el Papa, “nos hace reflexionar también sobre cómo las mujeres, en la Iglesia y en el camino de fe, han tenido y tienen también hoy un papel especial en abrir las puertas al Señor, seguirle y comunicar su Rostro, porque la mirada de fe siempre necesita de la mirada sencilla y profunda del amor”.

Sus palabras sencillas y llenas de emoción avivan en mi interior el recuerdo de sus dos últimos predecesores. Juan Pablo II fue un apasionado del “genio femenino” (Mulieris Dignitatem, 1988). Su gran sensibilidad le llevó a considerar no sólo la mujer madre o esposa sino también la mujer hija y hermana, la mujer trabajadora y la mujer consagrada. Todas y cada una, sin excluir a ninguna: “a vosotras, mujeres del mundo entero, os doy mi más cordial saludo” (Carta a las mujeres, 1995). Benedicto XVI no se quedó atrás. ¿Quién no recuerda su último ciclo de catequesis Grandes mujeres en la historia de la Iglesia? Allí emergen con luz propia 17 mujeres que, superando las vicisitudes de su tiempo, viviendo el Evangelio y sirviendo fielmente a la Iglesia, nos muestran que el seguimiento amoroso de Cristo es lo que define la vida cristiana.

Adelante, Papa Francisco, ellos te prepararon el camino. Un horizonte lleno de esperanza se abre ante nuestros ojos.


Noticias


© Copyright 2011-2015  Consejo Pontificio para los Laicos | Mapa de la web | Links | Contactos