El Consejo Pontificio para los Laicos organiza un congreso panafricano de los laicos católicos

africa1

Benedicto XVI le da mucha importancia a África. Esto lo demuestran los dos viajes que el Santo Padre quiso hacer a ese continente, es decir la convocatoria de la Segunda Asamblea Especial para África del Sínodo de los Obispos y la exhortación apostólica Africae Munus entregada a los fieles africanos en Ouidah, en Benín, el pasado 19 de noviembre.
En la visión del Papa, el continente africano no es tanto el gran enfermo del mundo que sufre a causa de la pobreza extrema de muchos de sus habitantes, de las guerras que se combaten en su territorio o de las pandemias, que matan más que un conflicto armado. Sin cerrar los ojos a esta realidad, el Santo Padre considera el continente africano el «“pulmón” espiritual para una humanidad» y considera que su visión de la vida predispone «a oír y recibir el mensaje de Cristo y comprender el misterio de la Iglesia» (Africae Munus, núm. 69).
El mensaje de Benedicto XVI es exigente, pero al mismo tiempo despierta una gran energía no sólo en los cristianos de África, a quienes pide el compromiso al servicio de la reconciliación, la justicia y la paz en el continente, sino también en la Iglesia universal. Muchas de las prioridades señaladas en la exhortación apostólica Africae Munus conciernen la esfera mundial e incumben, en modo especial, a todos los fieles laicos y les invitan a un renovado compromiso eclesial y civil.
Desde esta óptica, el Consejo Pontificio para los Laicos organizará en Yaundé, Camerún, el segundo congreso panafricano de los laicos católicos, que tendrá lugar del 4 al 9 de septiembre de 2012 y que, en continuidad con los congresos organizados en otros continentes, tendrá como tema “Ser testigos de Jesucristo en África hoy”.
El objetivo principal es el de sostener a los fieles laicos africanos en un momento en el que se les pide «ahondar en la vocación cristiana» y un compromiso «con el Señor Jesús» que el Santo Padre define «un tesoro precioso» (Ibíd. Núm. 1).
A menos de un año del inicio del Congreso, el Consejo Pontificio para los Laicos se está ocupando de la fase de profundización del magisterio y del análisis de los desafíos, eclesiales y civiles, con los que los fieles laicos africanos se están enfrentando en esta fase histórica. Para ello, se ha convocado un grupo ad hoc de expertos que apoyan el dicasterio en la preparación del evento y a partir del mes de diciembre de 2010 se han incluido a los representantes de asociaciones y movimientos eclesiales presentes en el continente.
El Congreso prevé la presencia de unos trescientos delegados provenientes de las conferencias episcopales y las asociaciones y movimientos difundidos en África. Después de un análisis de la situación geopolítica y de las prioridades de la Iglesia en el continente, nos preguntaremos sobre la vocación y misión de los fieles laicos, haciendo referencia a la exhortación apostólica Christifideles Laici, intentando acoger la peculiaridad de su vocación en un contexto tan particular e insistiendo en la necesidad de una adecuada formación.
Con respecto al contexto eclesial, «la idea-guía» será la de la Iglesia «Familia de Dios» (Ibíd. Núm. 7) y se fijará la atención en la corresponsabilidad de los fieles laicos en la construcción de la comunión. En este ámbito se hará una reflexión sobre la nueva época asociativa y la presencia de los nuevos movimientos y comunidades eclesiales presentes en el continente.
Una particular atención se dedicará al compromiso de los fieles laicos en los múltiples ámbitos de la vida pública y del compromiso por la justicia, la paz y la reconciliación, a que se dedicará toda la última jornada del Congreso.

© Copyright 2011-2015  Consejo Pontificio para los Laicos | Mapa de la web | Links | Contactos