Los Obispos: las mujeres de las minorías religiosas “doblemente discriminadas”

Lahore (Agencia Fides) – Las mujeres miembros de las comunidades religiosas minoritarias se ven “discriminadas y marginadas el doble que las demás”. Son maltratadas y hostigadas, a menudo obligadas a sufrir conversiones forzadas, y su nivel de educación es mucho más bajo que la tasa de alfabetización de las mujeres a nivel nacional; lo afirma un informe presentado hoy en el “Día de la Mujer”, por la “Comisión Justicia y Paz” de la Conferencia Episcopal de Pakistán y que hemos recibido en la Agencia Fides. El informe, titulado “La vida en los márgenes”, se basa en entrevistas a más de 1.000 mujeres hindúes y cristianas, llevadas a cabo en 8 distritos de Punjab y en 18 distritos de Sindh, donde vive el 95% de las minorías religiosas en Pakistán.
Como ha informado a la Agencia Fides Peter Jacob, Secretario Ejecutivo de la Comisión, “han surgido diferencias jurídicas, prejuicios, conversiones forzadas y la falta de atención política”, cosas que requieren “la urgente necesidad de replantear las leyes que tocan la esfera religiosa y la igualdad de género”.
Según el informe, el 43% de las mujeres pertenecientes a las minorías han vivido la discriminación religiosa en su lugar de trabajo o en instituciones educativas y sociales. El 76% de ellas también han sufrido acoso sexual en el trabajo, que a menudo es un trabajo humilde y de bajos ingresos, tales como el servicio doméstico en casas de ricos comerciantes. 
Entre las otras cifras significativas contenidas en el informe, la tasa de alfabetización entre las mujeres de las minorías es del 47%, muy por debajo de la media nacional del 57%: este dato tiene un claro impacto en sus condiciones de vida sociales y económicas, que las relegan a los márgenes de la sociedad. Un fenómeno preocupante es el de las conversiones forzadas (se producen unos 1.000 casos oficialmente denunciados cada año): es el reflejo de un prejuicio cultural, mediante el cual la autonomía de las mujeres es limitada o negada, lo que afecten significativamente a su independencia, autoestima , libertad de elección.
Las condiciones de subordinación, pobreza y marginación de las mujeres cristianas e hindúes también la sufren los niños. El informe señala, de hecho, una mayor tasa de mortalidad infantil entre las minorías, en comparación con el promedio nacional: 314 muertes infantiles de un total de 3.050 nacimientos por año, con una tasa de mortalidad del 10,3%, en comparación con la tasa de mortalidad nacional que es del 8,7%. Por otra parte, “la mayoría de los niños de las minorías se ven obligados a asistir a los estudios islámicos por falta de alternativas adecuadas”, señala el texto, tocando un tema, el de la educación, que sigue siendo crucial para mejorar la vida de las minorías religiosas. 
La Comisión, el 8 de marzo, “Día de la Mujer”, invoca el apoyo de toda la sociedad civil, y pide al gobierno que intervenga con normativas que establezcan la igualdad de género, la igualdad de oportunidades y derechos para las minorías, para eliminar la brecha social, económica y cultural alimentada por la discriminación religiosa. (PA) (Agencia Fides 6/3/2012)

Fuente: www.fides.org

Reseñas


© Copyright 2011-2015  Consejo Pontificio para los Laicos | Mapa de la web | Links | Contactos