¡Queridísimos jóvenes de todo el mundo! ¡La JMJ de Río ha comenzado!”

sma_JMJ day 2-572

Rio de Janeiro, 23 julio 2013

Il giorno dell'inizio e dell'attesa si fa preannunciare da una pioggerella leggera ma insistente: nulla che possa scoraggiare la pacifica invasione dei giovani della GMG. In Metro, nelle strada, in ogni Chiesa si incontrano gruppi in movimento o in preghiera, spesso con strumenti musicali, sempre colorati e sorridenti.El día del inicio y de la espera de la JMJ 2013 se preanuncia con una ligera pero insistente llovizna, mas nada puede desanimar la pacífica invasión de los jóvenes de la JMJ. En el metro, por las calles, en cada iglesia se encuentran grupos en movimiento o en oración, a menudo con instrumentos musicales; siempre es una juventud multicolor y sonriente.

Los datos oficiales, que nos proporciona la sala de prensa, hablan de 355.000 inscritos – la mayoría son mujeres – provenientes de 175 países del mundo. Los más numerosos son, obviamente, los brasileños, que cuentan con 220.000 inscritos; en la clasificación de los países viene después Argentina con 23.000 inscritos, los Estados Unidos con 10.200 inscritos, Chile con 9.200 e, inmediatamente después, Italia con 7.700 y Venezuela con 6.100 inscritos. Una parte significativa de estos jóvenes – 127.000 – está alojada en familias de Río de Janeiro; 227.000 se alojan en colegios mayores y parroquias, otros 5.000 en escuelas de la ciudad.

Pero más allá de los números, lo que cuenta es el clima de fiesta que se ha creado en cada esquina de la ciudad, desde el centro – donde la Catedral Metropolitana de San Sebastián, osada construcción cónica capaz de contener 20.000 personas, se ha convertido en una de las metas preferidas de los peregrinos – hasta la playa de Copacabana, que desde las primeras horas de la tarde, a pesar de la lluvia, ha comenzado a llenarse en vista de la Misa de apertura.

La tarde, de hecho, ha estado marcada por la apertura oficial de la XXVIII JMJ con la ceremonia de apertura y la misa celebrada por el arzobispo de Río de Janeiro, Dom Orani João Tempesta. La ceremonia, iniciada a la llegada de la Cruz de los jóvenes y del Icono de María Salus Populi Romani, se concluyó con el saludo de S.Em. el cardenal Stanisław Ryłko, presidente del Consejo Pontificio para los Laicos, que, expresándose en lengua portuguesa, dio la bienvenida y recordó las características particulares de esta JMJ:

“Esta de Río es una JMJ particular: después de 26 años la Jornada Mundial de la Juventud regresa a América Latina, un continente joven, un continente de esperanza. Vale la pena recordar las palabras del beato Juan Pablo II dirigidas a los jóvenes durante la JMJ de Buenos Aires en el lejano 1987: «Quiero repetiros, una vez más – como os dije el primer día de mi pontificado – que “sois la esperanza del Papa”, “sois la esperanza de la Iglesia” […] Sí – decía el Papa – yo también quiero repetir con vosotros: “¡América Latina: sé tú misma! Desde tu fidelidad a Cristo, resiste a quienes quieren ahogar tu vocación de esperanza”». La JMJ de Río es particular además porque, querida y preparada por el papa Benedicto XVI, será presidida por el papa Francisco, el primer Papa latinoamericano… ¡Verdaderamente, los caminos del Señor son inescrutables!”

“Esta JMJ tiene lugar a los pies de la imponente estatua del Cristo Redentor del Corcovado. ¡Él es el verdadero protagonista de este evento! ¡Su corazón bate con amor infinito por cada uno de ustedes y sus brazos abiertos de par en par están listos para acogerlos a todos! Durante esta JMJ, ¡déjense abrazar por Cristo! ¡Confíen a Él todos los deseos de su corazón, sus proyectos para el futuro, sus alegrías más profundas; confíenle también las opciones más difíciles que están llamados a hacer, sus miedos y las inquietudes que hay en sus jóvenes corazones! La juventud es en sí misma una enorme riqueza: ¡ustedes la poseen y deben hacer que dé fruto! ¡Confíensela a Cristo! ¡Quien escoge a Cristo no pierde nada, absolutamente nada, sino que – al contrario – gana todo y encuentra la verdadera felicidad, la vida plena!”

“El tema-guía de esta JMJ – como ya saben – es el envío misionero que Cristo confió a su Iglesia: “Id pues y haced discípulos a todos los pueblos” (cfr. Mt 28,19). ¡La misión es la razón de ser de la Iglesia y de todo cristiano! ¡Todos estamos invitados a ser sal de la tierra y luz del mundo! Durante esta JMJ, Cristo nos llama a salir de nosotros mismos – como dice a menudo el papa Francisco – nos pide abandonar nuestra vida cómoda, derribar los muros de nuestro egoísmo para ir con valentía hacia las “periferias” geográficas y existenciales del mundo, llevando a Cristo y su Evangelio. […]

Queridos jóvenes, Cristo los necesita, necesita su fe joven, llena de alegría y de entusiasmo misionero. ¡Cristo cuenta con cada uno de ustedes!

¡Queridísimos jóvenes de todo el mundo! ¡La JMJ de Río ha comenzado!”

En el escenario maravilloso de la playa de Copacabana, estas palabras suscitaron un enorme júbilo entre los miles y miles de jóvenes presentes. La fiesta ha comenzado, pero aún se espera el encuentro con el papa Francisco, que hoy está descansando después del largo viaje del día anterior.

Card. Stanisław Ryłko, Saludo a los jóvenes

¡Queridísimos jóvenes de todo el mundo! ¡La JMJ de Río ha comenzado!”


© Copyright 2011-2015  Consejo Pontificio para los Laicos | Mapa de la web | Links | Contactos